¡Es tiempo de propósitos!

¡Es tiempo de propósitos!

El tiempo para hacer propósitos para el año que acaba de iniciar y, muchos de nosotros seguimos pensando en el año bizarro que dejamos atrás en el que todo dio un giro de 180° y que nos cambio en gran medida nuestra rutina y normalidad.

Esos cambios se agradecen, porque siempre son para mejorar, para salir de nuestra incómoda zona de confort y de hacer cosas nuevas y cosas que nos reten a subir un escalón o de plano, a quedarnos en donde estamos desde la comodidad de todo.

Pero, como ahora todo es nuevo o diferente entonces hablemos de hacer propósitos diferentes, no los típicos de cada año que nunca se cumplen como ahorrar, hacer ejercicio, ponernos a dieta y todos los que ya sabemos, mejor, hagamos propósitos con causa, de esos que llenan todo y que tienen un sentido de satisfacción personal.

Propósitos o cambio de hábitos

Dicho esto, qué tal si en vez de hacer propósitos hacemos cambio de hábitos y nos vamos poco a poco.

Todos sabemos la importancia de tener hábitos saludables tanto físicos como mentales.

Hay muchas aplicaciones que nos pueden ayudar con recordatorios según nuestra resistencia a mantener estos hábitos, se basan en estrategias de marketing digital que ayudan a que según lo que tu ya haces entonces determinan cómo ayudarte a hacerlo mejor.

Mira esta rutina

  • Despertar, estirarse para iniciar el día, meditar por 5 minutos (o agradecer porque no a todos se nos da meditar), bañarse y pensar que todos los problemas y el estrés se los lleva el agua, desayunar con calma, sentado en una mesa, sin distracciones y con un desayuno recién hecho y nutritivo.
  • Ir a trabajar, ya sea en mi propia casa o salir al trabajo.
  • Tener un lugar de trabajo establecido y separado de todo lo que pueda distraerme, bien iluminado, con una rutina bien establecida y planificada, con buena conexión de internet.
  • Aprovechar el tiempo para rendir en las tareas del trabajo.
  • Terminar en la hora indicada del horario laboral, practicar actividades lúdicas en familia y en casa, salir a caminar o a airearse tantito, tomar un café o té relajante.

Suena ideal, ¿cierto? Pero por mucho que nos esforcemos no es tan fácil como se lee en este artículo, siempre hay algo que hace que no se realice esta rutina de forma tan tajante y terminamos frustrados.

Pero, sí podemos hacer hábitos o propósitos, para no perder la intención, realistas.

Según diversos estudios solo el 12% de las personas consigue los propósitos que se hacen mientras se atragantan de uvas a fin de año.

Suponemos, que esto puede deberse a que no son aterrizados y además, son muchos.

Los propósitos recurrentes

El dejar de fumar, ir al gimnasio 6 veces a la semana, despertarse a las 4 de la mañana porque algún influencer de Redes Sociales lo hace y es nuestro modelo a seguir, hacer la dieta de los Smoothies porque está de moda, todo esto, es insostenible.

Y no es que estemos hablando de que hemos descubierto el hilo negro, pero sí de hacer conciencia de que sin buena alimentación en un 80% y ejercicio en un 20% todo habito no es saludable.

hábitos y propósitos

Entonces por qué no iniciar con uno y al mes agregar otro y así a finales de año por lo menos tendremos 8 a 10 hábitos diferentes, y digo 8 a 10 por el tema del abandono de alguno que otro.

Iniciemos entonces por mencionar que este año pinta para iniciar igual que el 2020, en confinamiento y con la mayoría trabajando y estudiando desde casa entonces, hagamos propósitos:

  1. El tiempo que se gasta en el tráfico usarlo para desayunar y cenar con calma y en familia, leer, hacer deporte, ver una película o capítulo de serie, aprender algo nuevo, cocinar.
  2. Dormir más, o sea, no decimos que te levantes 5 minutos antes de que debas estar en una junta, pero sí que descanses más. Que aproveches y mejores hábitos de sueño. Ahora se vuelve más fácil dormir y despertar a la misma hora todos los días, incluso en fines de semana.
  3. Aprender un instrumento. Con clases en línea podemos aprender desde flauta dulce sí, la de la primaria) hasta piano o algo más complicado. ¡Anímate!
  4. Lee. Ponernos la meta de leer un libro al mes es algo que es realista y no está tan alejado de la realidad si piensas que en el punto uno mencionamos el aprovechar el tiempo del tráfico para hacer algo como… leer.
  5. Hacer ejercicio al menos 4 veces por semana. Desde calistenia hasta salir a correr o andar en bici ¡con cubrebocas por favor! Así aprovechamos el tiempo en vez de estar sentados viendo tele, comiendo papitas y vegetando. Salir a caminar es un buen hábito para iniciar o terminar el día y, además, nos ayuda a despejarnos mentalmente y a sentirnos mejor.
  6. Conocerte. Sí, es muy muy complicado, pero es necesario. El saber qué nos gusta, qué nos disgusta, qué nos hace bien y qué nos hace entrar en un círculo vicioso en vez de virtuoso es muy benéfico. ¡Inténtalo! Convive contigo, si estás de malas analiza qué es lo que en realidad te tiene así y descubrirás que es más fácil poner fin a sentimientos o emociones negativos y convertirlos en positivos.
  7. Aprende algo nuevo. Manualidades, idiomas, instrumentos musicales, mecánica, canto, baile, en fin, existen miles de opciones para aprender algo en línea. Distrae tu mente del confinamiento, del virus y de todo lo que nos lleve a malos pensamientos, malos hábitos y resultados.
  8. Cuida tu peso. Sí, es delicioso comer postres y frituras, lo sé, pero es importante cuidar nuestro peso, no por vernos bien físicamente, aunque es un plus, sino para tener salud y evitar enfermedades que vienen derivadas del sobrepeso. Cuidémonos, es importante tener salud.
  9. Come equilibradamente. No es que nunca te vayas a comer un pan o una quesadilla frita, sino que equilibres la alimentación para comer sano, nutritivo, que llene tanto el estómago como el cuerpo y el alma. Aprovecha este tiempo para preparar cosas nuevas, diferentes. Ahora que no debes dejar cocina levantada y que no pasa nada si los trastes los lavas hasta la tarde, aprovecha para hacer un desayuno nutritivo y delicioso. Comer bien siempre lleva a una sonrisa, hasta dan ganas de tomar fotos y presumirlas, ¿apoco no?
  10. Y, por último, ama lo que haces. Tal vez estés en un momento en el que no te encanta tu trabajo, pero piensa si estás aburrido por la situación o si realmente no te gusta lo que haces. O si alguno de tus compañeros te cae gordo. Todo esto se puede evitar con una muy buena actitud laboral. Todos tenemos compañeros, clientes, proveedores que no son nuestro hit, pero si lo vemos con actitud positiva, con actitud de encontrar lo bueno y de pensar que el trabajo es lo que nos saca de la rutina, entonces encontraremos muchas más cosas buenas para trabajar con ganas, con propuestas, con ideas y, sobre todo, con la mente creando e innovando y no pensando en virus, confinamiento, aburrición y demás.

¿Qué cambio de hábito sugieres?

Hasta aquí las sugerencias de Funnel para cambiar de hábitos, para hacernos el propósito de cambio de hábitos. ¿Tienes algún otro?

En Funnel, agradecemos estar con nosotros, el habernos acompañado en este año particularmente complicado y diferente. Te deseamos unas excelentes y sanas fiestas, serán diferentes, tal vez no con muchas personas, pero sí sanas y felices.

Nos vemos este año con actitud renovada. Deseamos que tu y todos los tuyos estén bien y que el 2021 sea mucho mejor.

Blog

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.